El Origen de Los Naipes

Origen de los Naipes

Naipes y juegos de naipes, se les denomina a aquellas piezas planas generalmente elaboradas a partir de cartulina, cartón o plástico, cuya forma es rectangular y que vienen acompañadas de ornamentos de figuras y números con un valor relativo (conforme a las reglas bajo las cuales sean usadas) utilizadas para infinidad de juegos de habilidad o de azar.

La tradición de jugar a las cartas, data de orígenes antiguos asociados principalmente a propósitos mágicos y más adelante a la utilización de los naipes como herramientas para la representación de maniobras de batallas generalmente en conquistas de territorios.

Historiadores atribuyen el origen geográfico del juego de barajas, a la India, surgiendo como un derivado del juego del ajedrez. Otras teorías argumentan que probablemente los naipes fueron utilizados por primeras vez en Egipto o China, e incluso desde el Lejano Oriente con su introducción más prominente en Europa a partir de las Cruzadas.

No obstante, las diferentes teorías del origen de estas bajaras, lo que si constituye una realidad son sus múltiples variaciones como consecuencia de las diferentes culturas en las que primariamente fueron utilizadas. En china derivo una variación forjada en papel moneda y producto de las fichas de dominó. En la India, se constituyó tradición el uso de ellos en el famoso juego denominado desavatara; una pila de barajas constituida por 10 avatares que hacen alusión a las 10 reencarnaciones del Dios Visnú: el caballo, la caracola, el enano, el hacha, el arco, la fleca, el rayo, el pescado, la tortuga y el jabalí. Otra de las peculiares representaciones de los Naipes se dio en Japón y sus dos barajas más famosas que representan la filosofía y sincretismo de aquel País Oriental, estos son: el hanafuda (‘juego de las flores’) y el utagaruta (‘el juego de los cien poetas’).

En cuanto a la difusión de los naipes en Europa, principal continente gestor de los principales legados de la cultura occidental, se tiene registro de que sus primeros usos se remontan a los siglos XIII y XIV cuando constituían el principal entretenimiento de niños. Tales barajas eran simples representaciones de dibujos pintados a mano.

Un dato peculiar asociado al origen de los Naipes es que en sus inicios sus precios eran excesivamente altos. Fue esta la estrategia de la Aristocracia para controlar su utilización. Sin embargo la difusión continuó aumentando hasta que fue totalmente restringido. Más adelante en París en 1397 por decreto se prohibió jugar a los naipes en días laborables, con especial atención al control de la aplicación del decreto en las clases trabajadoras. Ello denota la masificación que sufrieron los juegos naipes incluso antes de la invención de la imprenta, cuando su elaboración era, en exceso, rudimentaria a partir de bloques de madera usados para estampar los valores y figuras en cada unidad.

Cabe destacar que el primer País que condujo la producción masiva de Naipes fue Alemania a partir del siglo XV. Con los avances de la imprenta se incrementó de manera sustancial la popularidad de este tipo de juegos, que actualmente ha venido en detrimento, en su forma física (no en la asiduidad, ni en la tradición ni costumbres) con el avanzado crecimiento de las tecnologías de información que han llevado este tipo de juegos a su disfrute en computadores, teléfonos inteligentes y demás dispositivos electrónicos.

You May Also Like

About the Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *